Pasión por el semen

En el universo del sexo el interés que el semen suscita es muy variado. Podemos encontrar tanto hombres como mujeres que sienten una fuerte fascinación por la blanca emulsión. Hasta el extremo de que existen personas que centran la excitación de sus actividades sexuales en el semen.

Históricamente, en distintas tradiciones es posible encontrar un culto al semen. Desde épocas ancestrales, el semen ha sido provisto de un importante simbolismo. En la mente de muchas personas representa la vida, la semilla de la vida. En distintas épocas de la historia se han organizado rituales, festivales y diversas actividades públicas en las que incluso se ha venerado este fluido masculino. Asimismo, existen culturas en las que se le ha atribuido propiedades especiales y hasta mágicas relacionadas con la masculinidad.

Una fantasía recurrente en el hombre es la de eyacular mientras recibe una felación tanto entre heterosexuales como entre homosexuales La mera posibilidad puede llegar a causar bastante excitación. Existe una práctica que sería la extensión de dicha fantasía, y que llena de pasión a algunas parejas. Coloquialmente, se denomina ‘bola de nieve’ y consiste en lo siguiente: un hombre recibe una felación por parte de su pareja (hombre o mujer) y ésta retiene en su boca el semen eyaculado, jugando con el mismo. Luego, por medio de un beso, se lo devuelve a su pareja, quien finalmente se lo traga.

Hemos de subrayar que se trata de una práctica de cierto riesgo y resulta aconsejable protegerse siempre que no se conozca el estado serológico de quien eyacula. La ingesta del semen no es peligrosa en sí misma. No obstante, si éste entra en contacto con el sistema sanguíneo, se potencia el contagio del virus del VIH y de otras infecciones de transmisión sexual.

Lamentablemente, tenemos conocimiento de la existencia de algunas personas, especialmente hombres homosexuales, aficionados a la ingesta de semen de hombres desconocidos. De hecho, es posible encontrar sitios en internet en las que éstos cuelgan los vídeos de felaciones que realizan a distintos desconocidos, con la consecuente ingesta de semen. A juzgar por la cantidad de vídeos de este tipo que hay colgados en distintos sitios, podríamos pensar que es una práctica extendida. Por eso queremos insistir en la importancia de contemplar nuestra salud sexual evitando conductas de riesgo.

Otra cosa que queremos dejar claro es que el interés por el semen es una devoción y no una obligación. Que las conductas sexuales siempre tienen que ser elegidas para ser satisfactorias y que tanto derecho tienen los amantes del semen a buscar su placer, como los que no sienten esa inclinación a rechazar, sin complejos, prácticas que no les satisfacen.

¿Te atrae el semen? ¿Has jugado con éste? ¿Cuáles son tus experiencias? ¿Te tragas el semen? ¿Te tragas el semen de un desconocido? ¿Eres consciente del peligro de ingerir semen?

~ por MeD en 13 abril 2009.

2 comentarios to “Pasión por el semen”

  1. BUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

  2. buee? jeje

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: