El punto G

Muchas veces habrás oído acerca del punto G, pero ¿sabes realmente en dónde se localiza tu punto G?, ¿has podido experimentar lo que se siente estimulando este punto?

En primer lugar, el punto G, no es exclusiva propiedad de la mujer como se creyó durante mucho tiempo.

Los varones, también tienen su punto G, sólo que a veces por cuestiones machistas, tienen temor a entregarse al placer de la estimulación de su punto G masculino, por miedo a perder su virilidad.

El punto G, es un tejido muy sensible, ya que está rodeado de terminaciones nerviosas.

Pero veamos en donde se localizan exactamente estos puntos del placer.

A través de su estimulación, se pueden alcanzar orgasmos más satisfactorios, explosivos e intensos.

El punto G femenino, se localiza en el frente de la vagina, aproximadamente a 5 centímetros de su entrada.

Tú misma podrás explorar tu punto G. Pero si lo que quieres es que tu pareja lo descubra, la mejor posición a adoptar es la de “perrito”. A través del sexo oral, también se puede estimular el punto G femenino.

El punto G masculino, que no es otra cosa la próstata, esa glándula encargada de elaborar y transportar el líquido seminal.

El punto G masculino, es aún más difícil de explorar que el de la mujer, pero como siempre decimos, con la práctica nada es imposible. Tienes que tener en cuenta que este punto, se localiza dentro del recto y para estimularlo, es necesario realizar un suave masaje prostático.

Se trata de un abultamiento con forma de nuez, y para llegar a él, necesitarás meter con mucha delicadeza y utilizando un lubricante, un dedo en el ano de tu pareja.

Aproximadamente a los 5 centímetros, deberás presionar hacia delante (hacia su pene), hasta notar el pequeño abultamiento de la próstata.

La posición más fácil para encontrar el punto G masculino, es que el varón esté acostado boca arriba y con ambas piernas encogidas hacia el pecho.

Te sonará como que no es lo más cómodo, pero si logras descubrir el placer de un orgasmo a partir de la estimulación del punto G, seguramente lo querrás volver a intentar una y otra vez.

Para descubrir el punto G, hay que armarse de paciencia ya que requiere de mucha práctica, y recuerda que todos tenemos nuestro punto G, ¡atrévete a descubrirlo y luego nos cuentas tu experiencia!

Punto G Masculino

Pungo G femenino

Estimulacion correcta del punto G femenino

Estimulacion correcta del punto G masculino

Anuncios

~ por MeD en 18 abril 2009.

Una respuesta to “El punto G”

  1. Bueno digamos mejor que el punto G masculino, se denomna el punto P por aquello de la postrata que a la postre es ahí en donde tenemos la máxima excitación, claro que tb es verdad que a pocos hombres le gusta “por ahí” y menos aún reconocerlo jajajaja.
    A mi me encanta jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: