Estrés

En la sociedad actual, regida por la falta de tiempo y la sobreabundancia de compromisos, el estrés es una de las afecciones más comunes. Hasta hace poco tiempo, los expertos no consideraban que se tratara de una enfermedad en sentido estricto. Sin embargo, esta idea ha cambiado. La reacción ante el peligro, a través de una serie de respuestas físicas o psíquicas, es algo natural. Pero cuando la exposición a éste es constante, lo que era un mecanismo de defensa se convierte en un verdadero problema. Solventarlo puede ser sencillo si se tienen en cuenta los consejos que se proporcionan a continuación.

https://i0.wp.com/www.salamancaactualidad.com/OCTUBRE_07/estres-.jpg

¿Qué es?“el estrés es una condición. Las personas se imponen obligaciones que deben cumplir en un período de tiempo. Eso es ansiedad pura”. Además, considera que “esta enfermedad puede ser vista desde dos ángulos: como una condición médica y a la vez psicológica. El cuerpo y la mente están conectados estrechamente. Muchas personas prefieren decir que sufren de enfermedades o condiciones físicas antes que reconocer que son producto de un problema psicológico”.

Normalmente, esta dolencia es equiparada con ‘tensión’. En efecto, el estrés es fruto de una tensión constante física y psíquica. Esto es así desde que las presiones del mundo moderno y los diferentes papeles que ha de desempeñar el hombre en la sociedad, lo enfrentan a situaciones de gran angustia. Es entonces cuando se pone en funcionamiento un mecanismo de defensa natural. Para pasar de un estado de reposo a uno de actividad física, el cuerpo necesita aumentar el nivel de sangre que llega a los músculos, incrementando el ritmo cardíaco y la frecuencia de respiración. Así, el cerebro hace frente a una amenaza que, si es constante, puede causar estragos y deteriorarlo.Una tercera parte de las consultas de carácter psicológico que se producen en occidente tienen como causa el estrés. Aunque en la mayoría de los casos los pacientes se curan por sí mismos, en ocasiones se hace preciso un tratamiento y un apoyo psicológico continuado a fin de evitar que derive en trastornos más complicados. Hay que tener en cuenta que las mujeres lo padecen más que los hombres y que incluso los niños se pueden ver afectados.

El estrés está provocado por tres tipos de factores. Un primer grupo son los factores de carácter psicoemocional, que son aquellos que están relacionados con las emociones. Un segundo, los físicos, tales como el hambre, el cansancio o el ruido extremo. Por último, están los desencadenantes de tipo biológico que tienen que ver con los excesos y defectos alimenticios.

En cuanto a los factores emocionales, los individuos poseen diferentes clases de personalidad que puede ser más o menos propensa al estrés. Básicamente, las personas se catalogan en tres grupos:

Primero: personas muy competitivas e impacientes, que suelen ser ambiciosas y egoístas. Por esto, necesitan afirmarse constantemente mediante sus logros.

Segundo: personas que organizan su tiempo de acuerdo con sus posibilidades. Son poco competitivas.

Tercero: personas altamente dependientes, que precisan la aprobación y el consentimiento de los demás. Su principal característica es la pasividad. Viven frustradas e insatisfechas

.http://davidsaorin.files.wordpress.com/2009/01/stress.jpg

De estas tres categorías, los individuos correspondientes al tipo tercero son los que más sufren estrés, seguidos de los del primero.

Los síntomas emocionales delatores de este desorden son varios. Entre los más importantes se encuentran la escasez de concentración, falta de sueño, pensamiento obsesivo, estado de fuerte tensión, olvido de cosas y ansiedad. También existen otros como los temores irracionales, cambios de temperamento, hiperactividad, soledad, pesadillas, sentimiento de culpa y preocupación excesiva.

Por otra parte, en el ámbito físico se aprecian: presión alta, crujir de dientes, problemas digestivos, catarros, trastornos en el peso, cefaleas, uso de drogas, aumento de la tensión arterial y el ritmo cardíaco y mayor secreción de adrenalina y esteroides.

~ por Laura en 30 agosto 2009.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: