Problemas de pareja

Los gritos y las peleas constantes con la persona amada pueden terminar rompiendo más de un corazón en el sentido más literal de la palabra. Un estudio publicado recientemente afirma que las relaciones hostiles aumentan un 34% el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Al parecer las peleas y las críticas generan estrés y ansiedad en aquellos individuos que las padecen habitualmente.
Las discusiones y los conflictos constantes pueden incrementar el riesgo de sufrir ataques cardíacos o dolores de pecho.
La pérdida de la persona amada también puede terminar con la vida de algunas personas.

Siempre se ha afirmado que las personas que pasan su vida junto a un ser querido, familia y amigos gozan de mejor salud que aquellas que, por diferentes circunstancias, deciden vivir en soledad. Pero  las relaciones amorosas también pueden acabar dañando el corazón de algunas personas.

Y es que las relaciones hostiles pueden llegar a hacer más mal que bien.Las discusiones, los gritos y los conflictos constantes con la pareja elevan un 34% el riesgo de padecer ataques cardíacos o dolores de pecho.

Al parecer las peleas y las críticas generan estrés y ansiedad en aquellos individuos que las padecen regularmente y esto aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades cardíacas.

Nivel de confianza, su percepción de apoyo mutuo y otras variables como su edad, sexo u ocupación laboral.

MORIR DE AMOR.

Las relaciones tormentosas, los gritos y las peleas constantes terminan con las relaciones más sólidas y con algún que otro corazón. Pero la pérdida de la persona amada también puede acabar con la vida de algunas personas.

Las personas que han quedado viudas atraviesan por momentos críticos en los seis meses posteriores a la muerte de su pareja. En los cinco años siguientes el índice de desarrollar desórdenes cardíacos u otras enfermedades también es mayor.

La vida diaria muestra muchos ejemplos, algunos de ellos famosos, como el del matrimonio compuesto por los cantantes y compositores

El cantante, que sigue siendo hoy día toda una leyenda de la música country, no pudo sobrevivir a las complicaciones que se presentaron en su diabetes y falleció los 71 años, tan sólo cuatro meses después de la muerte de su esposa.

Algunas personas comienzan a fumar más, a beber o a alimentarse peor, en algunos casos son los malos hábitos de los viudos los que perjudican gravemente su salud.

~ por Laura en 13 septiembre 2009.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: