Bolas chinas o Ben wa

Historia El uso de las “Bolas Chinas” o “Ben Wa” se remonta al antiguo Japón feudal. Dice una legendaria leyenda, que se diseñaron debido a que hubo un importante emperador que tenía un deseo sexual irrefrenable, los consejeros del emperador diseñaron unas bolas de marfil que introducidas en la vagina preparaban a las concubinas para tener relaciones con el emperador sin hacer esperar a éste. Las famosas Geishas, también se dice que las utilizaban en ocasiones, de ahí que también se conozcan como bolas de geisha. En nuestra cultura sexual occidental, poco se sabe de la sabiduría erótica oriental, sin embargo, poco a poco han ido introduciéndose algunas de sus prácticas y objetos sexuales, como es el caso de las Ben Wa (bolas chinas). El famoso Museo de la Antigua Cultura Sexual China en Shanghai, expone objetos sexuales milenarios (desde la época del neolítico). [editar] Uso Su uso es sencillo y ante todo discreto. Sólo se requiere higiene (sobre todo si se comparten con otra persona), se pueden lavar con agua y jabón, y antes de su uso se recomienda utilizar un lubricante para facilitar su colocación. Se introducen una vez lubricadas, una a una en la vagina, como si fueran un tampón. Los movimientos como andar, subir y bajar escaleras, cruzar las piernas etc, provocan el movimiento interno de las bolas, la bola interna golpea suavemente la bola que la contiene, provocando distintas sensaciones de placer. [editar] En las relaciones sexuales Se las puede introducir momentos antes de una relación sexual para estimular previamente y lograr una correcta lubricación o incluso se las puede llevar en el interior de la vagina durante todo el día. Nadie lo notará y el placer que experimentarás será estupendo. [editar] Durante la vida diaria Son muy cómodas y altamente recomendadas para ser usadas mientras se camina, ya que el movimiento provoca que las bolas interiores golpeen suavemente las bolas exteriores provocando vibraciones que aumentan las sensaciones de placer. Puede servir como objeto sexual antiestresante por el efecto tan agradable que producen, ya que emulan una especie de masturbación.

~ por Laura en 28 diciembre 2009.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: